La extraordinaria respuesta de Tecnocio


Hoy en día, buscar opiniones en Internet antes de comprar determinado producto es algo muy común. Se puede hacer para elegir un hotel, para buscar un medio de transporte, buscar información sobre determinada infraestructura o lugar, etc. Esto es casi un credo obligado que hay que hacer antes de comprar algo de lo que no estamos completamente convencidos. Pero esto puede ser un arma de doble filo porque no se pueden verificar al 100% que los comentarios sean reales, sean hechos por parte de trolls o incluso de la propia competencia.

Opiniones para todos los gustos

Por eso hay que asegurarse bien de todo lo que se lee en la red y no solamente confiar en los comentarios que puede haber en determinada web. Siempre hay que intentar encontrar alguna forma que verifique que son ciertos.

Actualmente hay una gran competencia en todos los sectores, incluido el turismo, y que uno o dos clientes no hayan tenido una buena experiencia en determinado lugar o con una compra, no quiere decir que el producto o el establecimiento sea malo, ni mucho menos. En otras ocasiones son solo personas que intentan echar por tierra el trabajo de cualquier firma.

La respuesta viral de Tecnocio

Un claro ejemplo lo podemos encontrar con la web española Tecnocio, especializada en ventas de patinetes eléctricos. Un día recibieron una queja de un usuario en Colombia que aseguraba que había comprado uno de sus productos, que no funcionaba y que no le atendían las llamadas para poder solucionar su problema.

El Community Manager de esta firma le respondió diciéndole que el modelo que aseguraba haber comprado no existía, pero que si se animaba a inventarlo que se apresurase a hacerlo y que tratase de que ningún otro visionario le quitase la idea.

Además, también le comentó que a menos que tuviese una máquina que le permitiera teletransportarse a España para comprar un patinete eléctrico era imposible que hubiera podido adquirir cualquiera de sus productos, porque no hacen envíos a Colombia.

En este caso el CM estuvo atento, le respondió en forma de clave de humor y el asunto no tardó en hacerse viral. Al final todo quedó en una anécdota, pero hay ocasiones en las que las cosas no son tan fáciles y un comentario puede no solo hacer daño a la imagen de una empresa sino puede influir en las decisiones de los clientes.

Es normal que como viajero que va a desembolsar una cantidad de dinero por un billete de avión, un alojamiento, un crucero o un pack de viaje, por ejemplo, quiera conocer si está haciendo una buena compra y se le va a ofrecer un buen servicio o no.

Por eso es tan necesario leer opiniones, pero también compararlas y buscar la forma de verificar la información que hemos leído para ahorrarnos sorpresas de última hora.

Te puede interesar:

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *