Cali, la sucursal del cielo

cali

Colombia es un destino turístico de primer orden y en este país podemos encontrar infinidad de rincones para ser visitados, como por ejemplo Cali. Buscar entre los mejores hoteles en Cali es lo primero que debemos hacer cuando lleguemos a la ciudad y una vez tengamos el alojamiento ya solo tendremos que preocuparnos de pasarlo bien.

¿Qué podemos visitar en Cali?

Esta ciudad tiene infinidad de destinos, en los cuales siempre estaremos acostumbrados de algo muy común, la sonrisa y hospitalidad de sus habitantes, quienes se sentirán orgullosos de que queramos conocer su ciudad y que visitemos rincones como por ejemplo el barrio Granada, en la zona norte. Es una de las zonas más boyantes de Cali, estupenda para irse de compras y pasear con total tranquilidad.

San Antonio es la zona más histórica de Cali. En esta zona encontraremos estrechas calles flanqueadas por edificios de corte colonial. Desde aquí se tienen unas estupendas vistas de la ciudad, por lo que es muy recomendable llevar la cámara de fotos porque seguro que querréis recordar este rincón.

En la Colina de San Antonio se encuentra la iglesia del mismo nombre. Se trata de una construcción de tipo barroco que se ha convertido, al igual que la propia colina, en otro de los destinos turísticos más visitados de la ciudad.


Otro rincón para visitar el ascenso al Cristo Rey es algo ideal para los viajeros más deportistas porque hay que subir un cerro aunque hay formas de ahorrarse la caminata. Es una estatua bastante parecida al Cristo Redentor de Río de Janeiro, pero más pequeño. Se encuentra en el Cerro de los Cristales, a más de 1.400 metros de altitud.

Algo que hay que dejar presente es que se pueden encontrar hoteles económicos en Cali que pueden adaptarse a todos los bolsillos, por lo que el alojamiento no debe ser un problema para descubrir este rincón de Colombia.

Después de tanto caminar, algo que no debes dejar de hacer es deleitar tu paladar con lo mejor de la gastronomía local, empanaditas, patacones o marranitos son algunas de las delicias gastronómicas que no hay que dejar de probar en este destino.

Una visita recomendable es al monumento a Sebastián de Belalcázar, el conquistador español que fundó la ciudad de Cali en el año 1536, siendo uno de los rincones más representativos de la ciudad. Está en la zona norte de la ciudad cerca de otros lugares destacados de este destino como el Zoológico o el Gato de Tejada entre muchos otros.

Además de conocer la ciudad y disfrutar de su gastronomía, no se puede abandonar Cali sin disfrutar de una noche de salsa y conocer como es la escena nocturna de esta animada ciudad colombiana. Hay muchísimos locales para pasarlo en grande hasta bien entrada la noche o incluso hasta la madrugada.

¿Aún no conoces este destino?

Te puede interesar:

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *