Rincones que no debes perderte en Budapest

Vista parcial de Budapest

Budapest es uno de los destinos turísticos emergentes en Europa. La grandeza de esta capital vuelve a crecer gracias al turismo y a todo lo que puede ofrecer para cualquier clase de viajero. Si te preguntas qué ver en Budapest, hay que decir que este destino cuenta con todo lo que cualquier persona pudiera buscar a la hora de pasar unas buenas vacaciones.

Lo que no debesperderte en Budapest

El Parlamento de Budapest es uno de los rincones de visita obligada. Se trata de una de las obras más grandes de su época, con unos 268 metros de longitud y unos 118 metros de anchura. Es el tercer parlamento más grande del mundo después del de Rumanía y el de Argentina. Cuenta con 691 habitaciones y en su momento, con esta construcción se demostró el poder económico con el que contaba el país a principios del siglo pasado.

El Puente Széchenyi, más conocido como Puente de las Cadenas, es el más antiguo de toda la cuenca del Danubio y de Budapest. El puente de hoy en día no es el original que se construyó hace más de 150 años sino que es una reconstrucción. Esto se debe a que durante la Segunda Guerra Mundial, los nazis volaron los puentes de la ciudad y el que hay hoy en día fue inaugurado en el año 1949.

 Justoal lado, se encuentra el Castillo de Buda, donde se encuentra la Galería Nacional Húngara, el Museo de Historia de Budapest o la Biblioteca Széchenyi. El castillo forma un tándem de gran belleza junto al puente, especialmente cuando cae la noche y se iluminan.

Además, desde aquí se pueden obtener unas fantásticas vistas de la ciudad, por lo que no debéis olvidaros de la cámara de fotos. Para llegar hasta aquí podéis subir en el funicular Budavári Sikló o si quieres ponerte en forma, a través de una cuesta que hay al lado del funicular o andando desde las escaleras que hay a llado del Puente de las Cadenas.

Bastión de los Pescadores, excelentes vistas de la ciudad

Si quieres otro lugar que te proporcione buenas vistas de la ciudad, siempre podrás ir hasta el Bastión de los Pescadores. Una construcción que cuenta con siete torres que rememoran las siete tribus fundadoras de Hungría. Además de conseguir unas estupendas vistas, si se espera a que atardezca se puede ver gran parte de la ciudad iluminada.

Si tras tanta visita os habéis cansado, podéis ir hasta la Plaza de los Héroes. Muy cerca se encuentra el Balneario Széchenyi, un lugar que cuenta con 15 piscinas repartidas en 12 interiores de pequeño tamaño y 3 grandes en el exterior. También cuentan con salas de masajes y varias saunas entre otras instalaciones. Podrás relajarte en sus piscinas de agua caliente, a unos 37 grados y recibir todos los cuidados que necesites.

 Nopuedes olvidarte de visitar el Museo Nacional de Hungría, la avenida de Andrássy, el Parque de la Ciudad y muchas de las callejuelas antiguas repartidas en diferentes rincones de Buda y Pest.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *