Qué comida tradicional puedes disfrutar si visitas Barcelona en verano

Barcelona es un destino que se puede disfrutar con todos los sentido incluso con el gusto. Ofrece a todos sus visitantes infinidad de tesoros gastronómicos como los que podemos disfrutar en Allium Restaurante, un establecimiento que sin lugar a dudas nos dejará un formidable sabor de boca.

¿Cuáles son los platos más destacados?

Para que tengas un pequeño feedback de lo que podrás encontrarte en la gastronomía de Barcelona, vamos enumerarte una serie de platos que debes probar, auténticos tesoros culinarios, como por ejemplo las faves a la catalana.

Se trata de legumbres catalanas que se cocinan en una cazuela de barro y son acompañadas de varias clases de carnes como butifarra negra y jamón. También cuenta con otros ingredientes como setas y hortalizas.

Otro plato realizado con alubias es la butifarra con mongetes. Se trata de un plato muy sencillo cocinado con alubias, butifarra, ajo y perejil.

La escalivada es un plato muy sencillo que se elabora con berenjenas y pimiento rojo. Se asan ambos ingredientes y se aliña con aceite de oliva, vinagre y sal, siendo otro de los grandes platos de la cocina barcelonesa.

Los calçots son otra de las delicias que podemos disfrutar en el Allium Restaurante. Son una variante de la cebolla que se elabora a la brasa y después se aliña con una salsa preparada con tomate, pimienta, menta y avellanas entre muchos otros ingredientes.

La escudella y can d’olla es un guiso que se elabora con diferentes cortes de carne de cerdo y gallina. Es acompañada de garbanzos, verduras hortalizas, patatas y una variada selección de especias que le proporcionan un sabor excelente. Otro de los platos indispensables que no debemos dejar de probar en nuestra escapada a Barcelona

Platos más ligeros

No todos los platos van a ser tan consistentes como los que hemos visto, hay otras propuestas que son realmente deliciosas. Por ejemplo, la esqueixada de bacallà es una ensalada elaborada con bacalao, cebolla, tomate, aceitunas, pimiento y huevo duro.

El fricandó es un exquisito plato elaborado con filetes de ternera cocinados con piñones, ciruelas, tomate, cebolla y una clase de setas llamada rovellón.

El pa amb tomaquet es una de las elaboraciones gastronómicas que de tan sencilla que es y el buen sabor que tiene es una delicia. Se trata de una rebanada de pan de hogaza sobre la que se restriega la pulpa del tomate, ajo, aceite de oliva, sal y pimienta encima se pueden poner embutidos, siendo el jamón natural el más común.

En cuanto a salsas, hay dos que destacan en la cocina barcelonesa, el All i oli (ajo y aceite). Normalmente se sirve como acompañamiento de carnes o pescados. El romesco es otra de las salsas estrella de la cocina. Se trata de una combinación de tomates, cebollas, ñoras, almendras y avellanas tostadas.

Postres y bebidas

Los postres también juegan un papel muy destacado en el recetario barcelonés. Podemos encontrar la deliciosa crema catalana, la coca de Sant Joan, Mel i mató o los panellets, unos pastelitos elaborados con almendra molida, patata, azúcar, limón, coco, piñones y cacao.

¿Qué sería de la gastronomía barcelonesa sin los buenos vinos catalanes? Cuenta con una amplia selección de caldos de formidable calidad entre los que destacan el cava catalán, Ampurdán-Costa Brava, Priorat, Terra Alta, Costers del Segre o Penedés entre otros.

¿Aún no has probado estas delicias?

También te podría gustar...