Costa del Sol, un destino diferente

Seguro que a estas alturas nadie es ajeno a todo lo que puede ofrecer la Costa del Sol, un destino que se ha convertido con el paso de los años en un estupendo lugar para ir de vacaciones, un balcón que se asoma a las aguas del tranquilo Mediterráneo y donde su benigno clima y la hospitalidad de sus gentes harán que nuestro viaje sea una experiencia inolvidable.

La Costa del Sol cuenta con más de 150 kilómetros de litoral en la provincia de Málaga, destino que es visitado por decenas de miles de viajeros, no solo nacionales sino también internacionales, atraídos por la gran cantidad de alternativas de ocio, historia, cultura, tradiciones, eventos, deportes y un largo etcétera.

Es un lugar que puede ser visitado en cualquier época del año pero es eminentemente veraniego, donde la luz, además de ti, es la principal protagonista, dando más de 300 días de sol al año, lo que hacen de la Costa del Sol un destino indiscutible para pasar tanto en familia, con la pareja, amigos o incluso solo.

La Costa del Sol tiene muchos alicientes que serán una verdadera tentación a la hora de elegir dónde podemos quedarnos durante nuestras vacaciones. Rincones como Benalmádena, Fuengirola, Puerto Banús, Marbella, Estepona o Torremolinos son algunos de los muchos lugares que tientan cada año a miles de turistas con sus encantos y sus servicios, capaces de satisfacer a los viajeros más exigentes.

Cuentan con algunas de las mejores playas de todo el litoral español, tanto pequeñas calas muy tranquilas como otras donde cuentan con toda clase de servicios. De todas ellas destaca su fina arena y sus aguas cristalinas, un atractivo al que nadie puede resistirse y donde todos los veranos están repletas de gente dispuesta a divertirse, a darse un buen chapuzón y a broncearse al sol.

La gastronomía juega también un papel importante en la Costa del Sol, con una cocina principalmente mediterránea, conocida en todo el mundo por ser una de las más saludables. Ello unido a la gran calidad de los diferentes productos que la huerta andaluza o el mar pueden brindar, hacen de la comida otra de las tentaciones de este destino.

Además y gracias a las estupendas infraestructuras que encontraremos en cualquiera de sus puntos turísticos, tales como hoteles y restaurantes, podremos deleitarnos con estupendas elaboraciones gastronómicas que fusionan la cocina más tradicional con las últimas tendencias en cocina, dando a la Costa del Sol un toque de modernidad y vanguardismo hasta en la mesa.

Estas son sólo algunas de las tentaciones que nos depara este formidable rincón de España, pero lo más aconsejable es que compruebes en imágenes todo lo que te estás perdiendo si aún no conoces este destino.

Prepárate unas vacaciones a la Costa del Sol, no te arrepentirás.

También te podría gustar...