Curiosidades y secretos de la Muralla China

la-gran-muralla-china

Los grandes monumentos que tienen casi todos los países son una de las posibles excusas para visitarlos. Si hablamos de ellos, en este artículo queremos destacar uno de los más conocidos del mundo, la Muralla China. Vamos a desvelarte aluno de sus secretos y curiosidades que posiblemente no sepas.

La impresionante Muralla China

Se trata de la construcción más larga jamás hecha por el hombre. Contando la construcción principal, sus ramificaciones y diferentes construcciones secundarias, se estima que cuenta con unos 21.196 kilómetros de longitud. Va desde la frontera con Corea hasta las proximidades del río Yalu y el desierto de Gobi, bordeando Mongolia.

La Muralla China ya no es lo que era y hoy en día muchas de sus zonas están en un mal estado de conservación y desgraciadamente sólo ha sido reconstruida en aquellas zonas próximas a los principales centros turísticos. Se dice que únicamente se conserva un 30% de la muralla original.

muralla-china

¿Para qué funcionaba la muralla?

Uno de los objetivos principales era la protección de China contra los invasores, pero también se llegó a utilizar para realizar controles fronterizos, regulación de la inmigración y comercio y también como aduana para realizar la imposición de derechos sobre las mercancías transportadas.

La construcción de esta muralla llevó más de 2.000 años y se tiene referencia que las primeras partes de la misma se construyeron en el siglo VIII antes de Cristo, por lo que algo tan complejo de construir debería tener un firme propósito.

Es muy difícil poder determinar cuántas personas pudieron haber trabajado en su construcción, pero se cree que fueron aproximadamente unas 800.000 personas. Algunos historiadores determinan que en algún momento de la historia llegó a trabajar casi el 70% de la población del país.

Una curiosidad, durante este tiempo tan amplio de la construcción de la Muralla China, los chinos inventaron la carretilla, con lo que pudieron transportar con mayor facilidad los principales elementos y materiales para la construcción de este impresionante monumento.

gran-muralla-china

Pasó inadvertida muchos siglos

A pesar de sus mastodónticas dimensiones, la Muralla China pasó inadvertida para el resto del mundo dado que se cree que el primer europeo en descubrirla fue el explorador portugués Bento de Goism allá por el año 1605.

Durante mucho tiempo se aseguró que era la única construcción hecha por el hombre que podía ser vista desde el espacio. Esto es algo que genera polémica dado que algunos astronautas han asegurado verla, pero otros afirman que se trata de un rio, posiblemente el Yang Tse.

Un auténtico cementerio

Al igual que la autopista de los huesos en Rusia, se estima que aquí murieron 10 millones de personas durante su construcción, pero se diferencia en que los restos humanos no se utilizaron para la construcción de la Muralla China. Para ello se usaron ladrillos, escombros, madera, cal, tierra compactada, piedras o tejas de arcilla entre otros.

Sea como sea y esté en el estado en el que esté, sigue siendo una de las principales atracciones del gigante asiático para el turismo. Fue declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1987 y ganadora de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno.

¿Conocías todas estas curiosidades?

También te podría gustar...