Declaración Intrastat en los viajes comerciales

contenedores
Hoy en día existe un gran número de viajes diferentes, siendo los de ocio los más demandados. Pero hay otros, como pueden ser los viajes comerciales, que también se hacen con una gran frecuencia en cualquier momento del año.

Cada vez son más start ups y emprendedores los que apuestan por hacer negocios en el extranjero y traer mercancía para vender en España. Esto, sumado a las empresas que llevan haciéndolo tiempo, genera un gran tráfico de mercancías en las aduanas de los países de la UE.

Es algo que lleva haciéndose desde hace muchos años pero que hoy en día está viviendo un boom. Por eso, es cada vez más normal que haya muchas personas que deciden viajar a otros países de la Unión Europea con la intención de hacer negocios.

En este caso hay que tener en cuenta la declaración Intrastat, la cual puede llegar a ser indispensable en muchos de los viajes comerciales que se puedan hacer por los países de la UE.

¿Qué es la declaración Intrastat?

Se trata de un sistema mediante el cual se recopilan estadísticas de tráfico de mercancías entre los diferentes países pertenecientes a la Unión Europea. Se instauró en el año 1993, sustituyendo a las declaraciones de aduana como principal fuente de estadística de comercio dentro de la UE y siendo un proceso bastante común en las aduanas de España.

Es muy normal que en un viaje comercial se tenga que presentar la declaración Intrastat, tanto por parte de las personas físicas como jurídicas que estén sujetas al IVA dentro del Estado miembro de la expedición así como en el de la llegada de las mercancías debido a un intercambio comunitario de bienes.

No importa si es porque se ha llevado a cabo un contrato de compraventa, se esté en posesión de las mercancías objeto de la expedición o entrega, procedan o hagan que se proceda a la expedición o entrega de las mercancías entre otros, en muchos casos se debe presentar esta declaración.
´

Umbrales de exención de la declaración Intrastat

En este caso, hay que recordar que existen determinados umbrales de exención y que en caso de no ser superados, no se tendría la obligación de presentar esta declaración. Éstos son de 400.000 euros en introducciones y de 400.000 euros en expediciones.

Esta clase de límites se deben comprender de forma separada, es decir, solamente se deberá presentar la declaración Intrastat de expedición si se ha hecho una expedición en el anterior o presente ejercicio por un valor superior a los 400.000 euros. Además, solo hay que presentar esta declaración de introducción si se han llevado a cabo introducciones por valor igual o superior al umbral de exención antes citado.

También te podría gustar...