Islandia, isla de hielo y fuego

islandia
Islandia es uno de los países más sorprendentes a los que podemos visitar. Es un rincón donde no hay ni un solo minuto para aburrirse y que nunca nos dejará indiferente. Es un destino que se deja conocer de mil y una maneras diferentes e incluso que nos puede hacer vivir experiencias únicas. Por ello, contar con profesionales como Arctic Yeti nos permitirá exprimir al máximo nuestra escapada.

Las diferentes propuestas de Arctic Yeti para todos los viajeros

Ponen a nuestra disposición infinidad de propuestas para vivir una experiencia única. Son auténticos profesionales que nos ayudarán a conocer Islandia de una forma completamente diferente. Entre algunas de sus propuestas están:

  • Conocer las Highlands islandesas.
  • Buscar y ver auroras boreales.
  • Vivir experiencias únicas con la Islandia más salvaje.
  • Recorrer el norte de Islandia por las montañas.
  • Hacer trekking por Landmannalaugar.
  • Visitar el sur de Islandia y Península de Snaefells.

Esas son tan solo algunas de las propuestas que podemos disfrutar con Arctic Yeti, quienes han pensado en todo para que vivamos una escapada única. Además, con los precios más ajustados que podamos imaginar. Seguro que no podrás resistirte si buscas unas vacaciones completamente diferentes.

Otros planes para hacer en Islandia

A pesar de todos los planes que nos proponen desde esta empresa, hay muchos otros que no debemos descuidar. Una aventura, también puede ser gastronómica y en Islandia saben cómo sorprendernos. La gastronomía está claramente marcada por los pescados, como por ejemplo el Hákarl (carne de tiburón). Si eres más carnívoro tendrás a tu disposición diferentes alternativas. Entre ellas, destaca el Hangikjöt (cordero ahumado) o las ifrarpylsa (unas salchichas de hígado de cordero).

Con el estómago lleno y con energía suficiente, se puede hacer una ruta increíble por diferentes puntos del país. Se puede comenzar por Reykjavik, la capital islandesa y donde se concentran dos tercios de la población total. Veremos infinidad de rincones de herencia vikinga, parques, museos, tiendas muy originales y muy bien ambiente.

Eso está bien para un día o dos, pero si buscas aventura, a lo anteriormente citado hay que sumar más propuestas. Por ejemplo, la visita a las cascadas Gullfoss para la cual no hay caminos para llegar, convirtiendo a la escapada en una aventura.

Un lugar tranquilo y de gran belleza es el Parque Nacional de Þingvellir. Está protegido por la UNESCO gracias a su gran belleza natural e importancia histórica. No te olvides en ningún momento de tu cámara de fotos.
¿Qué te parece escalar un glaciar? Es otra de las muchas propuestas existentes que se puede hacer en una hora y media aproximadamente. En el glaciar de Sólheimajökull tendrás unas vistas fantásticas y la adrenalina al máximo.

¿Podrás resistirte a alguna de estas propuestas?

También te podría gustar...