Los mejores destinos de invierno en Alemania

alemania

Alemania es un destino para visitar en cualquier momento del año, incluido el invierno. Para conocer lo mejor de este país y sus ciudades indispensables en esta temporada, en Alemaniando.com nos revelan cuáles son algunos de los destinos de invierno más recomendables del país germano.

Destinos para visitar en Alemania en invierno

Múnich es mucho más que Oktoberfest como desconocen muchas personas. La capital de Baviera nos regala infinidad de vistas alpinas durante todo el año, pero en invierno cobran un carácter más especial.

Es un destino que ofrece muchas propuestas para todos, los más urbanitas se sorprenderán con sus ejes comerciales, sus establecimientos de ocio y su apretada agenda cultural. Para los amantes de la naturaleza también resulta impactante gracias a sus parajes naturales acompañados de montañas y lagos. Es el perfecto equilibrio entre la naturaleza y lo urbano.

Otra ciudad de visita obligada en el invierno alemán es Berlín, la ciudad que lo tiene todo, aunque eso sí, te advertimos que los inviernos pueden llegar a ser muy fríos. Así que ya sabes, deberás abrigarte.

Dentro del turismo urbano que te ofrece este destino no puedes dejar de visitar su catedral, la puerta de Brandeburgo, el Palacio de Charlottenburg y otros puntos de visita obligada de la ciudad como los restos del muro de Berlín, sus mercadillos de Navidad, el histórico Checkpoint Charlie o incluso la East Side Gallery, la galería de arte al aire libre más grande del mundo.

Rincones más tranquilos en Alemania

Si lo que buscas en tu escapada de invierno a este país es alejarte del caos de las ciudades y optar por rincones más tranquilos y con más naturaleza, una buena opción es visitar Rothenburg ob der Tauber. Se trata de una antigua ciudad medieval que goza de una fantástica conservación y que todos los inviernos, especialmente cuando nieva, se crea un entorno digno de una postal navideña.

Otra estupenda opción es Bamberg. Se trata de otra ciudad de origen medieval con una excelente conservación. Pasear por sus calles empedradas y flanqueadas por casas que tienen cientos de años será como hacer un viaje en invierno. De hecho, su casco histórico está declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Finalizamos, como no podía ser de otra forma, con un pequeño pueblo de los Alpes alemanes, Schwangau. Es un lugar idílico, como de ensueño, gracias a sus montañas nevadas y a sus variados lagos así como al conocido Castillo de Neuschwanstein, que impone una estética de estampa.

Ya que estamos en Alemania, tampoco podemos olvidarnos de Suiza debido a su proximidad y a la belleza de sus parajes, haciendo que sea un interesante destino de invierno como podemos ver en Myswitzerland.com/es

¿Te animas a conocer Alemania en invierno?

También te podría gustar...