Los mejores rincones para disfrutar del astroturismo

observatorio-de-tenerife

Dentro  de la gran variedad de opciones de turismo que tenemos a nuestro alcance, el astroturismo se ha posicionado como una buena alternativa para vivir una experiencia única como la de ver una lluvia de estrellas, con la que disfrutaremos mucho más de nuestras vacaciones.

Tenerife – Observatorio del Teide

Uno de los rincones más recomendables no hará que tengamos que viajar demasiado lejos, a Tenerife, un auténtico paraíso para la astronomía, sobre todo desde el Observatorio del Teide, considerado como uno de los mejores rincones para este fin en todo el hemisferio norte.

Este lugar se encuentra a unos 2400 metros de altura ideal para disfrutar del cielo nocturno sobre todo. Gracias a la poca contaminación atmosférica con la que cuenta la isla de Tenerife así como las condiciones geográficas y climatológicas, hacen que una visita a este destino sea realmente especial.

Pero no solo se podrá disfrutar del cielo sino que estaremos acompañados de una vegetación increíble, con espesos bosques, playas de arena negra y montes volcánicos que crean una estampa única que nos permiten vivir una experiencia sin igual.

Coonababran – Australia

Esta ciudad de tan curioso nombre es la localidad más próxima al observatorio Siding Spring, en la frontera entre las regiones centro y noroeste de New South Wales, está considerada como la capital de la astronomía en Australia y que es visitada por miles de personas cada año para disfrutar del cielo.

Aquí se encuentra el telescopio más grande de Australia, un impresionante dispositivo de 3,9 metros de diámetro que permite disfrutar del cielo en su máxima expresión y que no deja indiferente a nadie.

Uno de los datos más curiosos que hay sobre este destino es su propio nombre y según se dice, este nombre está relacionado con la palabra gunbaraaybaa, una palabra derivada del idioma aborigen que puede tener diferentes significados, que van desde “excremento” (aunque esperamos que no tenga nada que ver) hasta “persona inquisitiva”.

Si tenéis pensado viajar hasta este destino, no podéis dejar de visitar Warrumbungle, un parque nacional ubicado a escasos 30 minutos, donde encontraremos unas caprichosas montañas que han sido moldeadas por la lava con el paso de los siglos y donde se encuentran lugares tan impresionantes como The Breadknife o el Monte Exmouth entre otras formaciones.

Sutherland – Sudáfrica

Esta localidad, enclavada en la meseta del Gran Karro, provincia de Cabo Norte, es muy apreciada por los amantes de la astronomía gracias a su insuperable ubicación donde poder disfrutarse de los fenómenos que se producen en el cielo.

Gracias a su emplazamiento, en plena zona desértica y lejos de núcleos de población así como las bajas temperaturas, la humedad en el aire de la zona y también la altura a la que se encuentra  esta localidad, aproximadamente unos 1400 metros, han hecho de este lugar en el rincón perfecto para que se ubicase el Observatorio Astronómico de Sudáfrica.

En este centro de observación se encuentra el conocido como Southern African Large Telescope (SALT), el mayor telescopio del hemisferio sur, valorado en más de 27 millones de euros y en el que para su construcción han participado un buen número de países.

También te podría gustar...