Lugares que no hay que perderse en Córdoba

Mezquita de Cördoba

Andalucía es un destino turístico de primer orden que siempre consigue sorprender a todo el mundo. Cuenta con provincias de visita obligada, como por ejemplo Córdoba, un destino al que no le falta de nada y donde siempre deja un excelente sabor de boca. La mezquita de Córdoba es uno de sus grandes tesoros, uno de los rincones más visitados de este destino.

La Mezquita de Córdoba, un rincón de visita obligada

La Mezquita-Catedral es el punto más importante para visitar en Córdoba. Se puede decir que es uno de los principales exponentes de la arquitectura andalusí y del arte omeya hispano-musulmán. Cuenta con muchos siglos de historia, dado que su origen se remonta al siglo VII. Pero poco a poco los cambios se han ido haciendo a lo largo de la historia hasta el siglo XVI aproximadamente. Ese siglo fue cuando se construyó la basílica de estilo plateresco que aún puede verse hoy en día.

Pero no solo está este rincón para visitar, Córdoba ofrece mucho más en nuestras escapadas. Otro rincón muy especial es el Alcázar de los Reyes Cristianos. Se trata de un conjunto arquitectónico de gran valor construido en el siglo XIV. En su interior se encuentran preciosos jardines y patios de inspiración mudéjar, una verdadera delicia para todos los sentidos.

Una delicia es pasear por los callejones de la Judería, un barrio histórico que no deja indiferente a nadie. Una de las referencias más importantes de este rincón es la Calleja de las Flores. Una pequeña y estrecha calle flanqueada por casas encaladas y repletas de macetas de colores. No debes olvidarte de la cámara de fotos porque es un rincón que seguramente no querrás dejar de recordar.

Los patios del Alcázar Viejo pueden ser otro de los rincones indispensables en Córdoba. Durante la celebración del Festival de Patios Cordobeses, muchos vecinos abren sus patios para mostrarlos a todo el mundo. Es en este momento en el que se conocerá un auténtico patio andaluz, otro de los tesoros de la ciudad.

La gastronomía un orgullo para Córdoba

No hay destino que se precie de no presumir de su gastronomía y Córdoba no va a ser menos. La cocina de este destino puede sorprender a cualquier clase de paladar,por exigente y exquisito que sea. No hay que irse de la ciudad sin dejar de visitar alguna de las tabernas típicas cordobesas.

¿Qué podemos disfrutar de su recetario? Lo cierto es que todo es digno de degustar. El salmorejo, los flamenquines, rabo de toro, berenjenas fritas con miel de caña, boquerones… Son muchas las tentaciones que harán que nos llevemos un delicioso sabor de boca de un destino tan impresionante como es Córdoba.

También te podría gustar...