Mejores calas de la Costa Brava para visitar en kayak

Vale la pena disfrutar de una buenas vacaciones en la zona costera de España que comienza en Blanes y termina en Portbon, frontera con Francia. En ese recorrido es posible realizar una excursión en kayak en la Costa Brava para conocer las hermosas localidades que a lo largo de la ruta se encuentran.

La Costa Brava es un excelente destino para viajar en familia ya que a lo largo de ella abundan playas de arena espectaculares y calas entre acantilados y bosques de pinos, la naturaleza en su más puro estado. Además encontrarás pueblos pintorescos, museos, castillos medievales y monumentos. También estarán disponibles alojamiento y actividades para toda la familia en clubes y parques recreacionales.

Es una gran experiencia visitar las pequeñas calas mediante el kayakismo para así salir de la rutina y disfrutar de una única sensación de libertad. Este deporte te permitirá deleitarte con los espectaculares paisajes y conocer algunos lugares vedados a la mayoría de los turistas debido a las dificultades para llegar a ellos por tierra, puesto que hay algunas calas a las que solo se puede acceder desde el mar.

Antes de comenzar la aventura, hay que tener en cuenta las experiencias en esta disciplina o la falta de ella. Si eres un principiante, te conviene una pequeña excursión guiada. En caso de ser una persona experimentada, podrás realizar un recorrido más largo.

A lo largo de la ruta encontrarás lugares dónde alquilar equipo completo (kayaks, chalecos salvavidas, palas, cascos, guantes, gafas de sol, etc.).
Conviene leer la previsión del tiempo y la mar por internet y hasta preguntar a los lugareños, quienes por su conocimiento del lugar nos pueden ayudar a saber cuáles son las condiciones de la mar y si se prevee inestabilidad o calma.

Algunas calas de la Costa Brava para visitar en kayak.

  • Blanes: que cuenta además con dos jardines botánicos con hermosa vista al mar mediterráneo, ofrece excursiones en kayak guiadas o no.
  • Lloret de Mar: además de los paseos, cuenta con uno de los parques acuáticos más fabulosos de Europa.
  • En Cadaqués se encuentran las calas de Guillola, Sa Sabolla, Cala Culip (donde se inspiraba Dalí para realizar algunas de sus obras maestras), Cala Bona y Cala Jugadora.
  • Calella de Palafrugell: además del kayakismo, se puede disfrutar de las fiestas de primavera, celebradas en mayo con carrozas, disfraces y comparsas. También se encuentra cerca, el pueblo medieval de Pals con hermosas calles empedradas.
  • Cala Bramant: su playa es de arena gruesa y es muy recomendable para navegar en kayak.
  • Cala Aiguablava (Begur, Girona): con aguas transparentes y arena fina.
  • Cala Pedrosa (Llafranc): es una cala tranquila y poco conocida de la zona de aguas cristalinas donde puede observarse con facilidad la abundancia y diversidad de la fauna marina.

En fin, si desea conocer y ser espectador en primera fila de un paisaje sensacional, no deje de visitar la hermosa Costa Brava durante el próximo verano.

También te podría gustar...