Viajar a Budapest en enero

Parlamento de Budapest

Aunque pueda parecer lo contrario, enero es un estupendo mes para hacer una escapada. Una de las razones es porque después de las dos primeras semanas los precios bajan considerablemente. Esto es algo que permitirá sobrellevar mejor la cuesta de enero y visitar ciudades como por ejemplo Budapest.

¡¿Budapest?! ¡¿Con el frío que hace?! Si, tan solo hay que abrigarse un poco. El calor de sus lugares y la hospitalidad de sus gentes harán que la escapada sea más cálida. Por otro lado, los alojamientos, al ser temporada baja, suelen estar muy pero que muy baratos. Si le sumamos las ofertas de las compañías aéreas de bajo coste, convertirán a esta escapada en una tentación.

¿Qué podemos ver en Budapest?

Budapest está dividida en dos partes. La zona occidental y la oriental. La occidental se llama Buda y como podéis imaginar, la oriental, Pest. Buda está ubicada en la orilla derecha del Danubio y esta zona está repleta de rincones de visita obligada. La Galería Nacional de Arte o el Bastión de Pescadores son lugares indispensables. Además, seguro que encontrarás infinidad de rincones para sacar muchas fotografías

Por su parte, Pest, también tiene muchos rincones para conocer, como el Puente de las Cadenas, la Plaza de los Héroes o la Avenida Andrássy entre otras. El Parlamento es uno de los edificios más representativos de la ciudad y uno de los más conocidos de Europa.

 De hecho es el tercer parlamento más grande del mundo detrás del de Rumanía y el de Argentina. A pesar de ello es impresionante con sus 268 metros de longitud y 118 metros de ancho. Cuenta con 691 habitaciones y en su interior se encuentran otros rincones de importancia. La Sala de la Cúpula y la Antigua Cámara Alta son espacios que hay que visitar. Aquí se encuentran las joyas reales de Hungría y la Santa Corona Húngara.

Un destino especial para parejas

Si tienes pensado ir con la pareja, puedes sorprenderla con un paseo en barco por el Danubio. Encontrarás diferentes propuestas entre las que destacan los barcos que solamente hacen paseos. Por otro lado, hay otros que ofrecen cena en un cuidado comedor mientras se navega por el río. Además de la cena, el servicio y la cuidada decoración, disfrutarás de música en directo. El plan más especial con tu pareja.

Si lo que quieres es desconectar por completo de tu rutina diaria, puedes disfrutar de la visita a un balneario. En Budapest hay más de 115 manantiales de los que brotan más de 70 millones de litros de agua termal al día. Esta agua se encuentra a una temperatura de entre 20 y 80 grados. Gracias a ello, cualquier persona podrá relajarse durante unos días por menos dinero del que nos imaginamos.

También te podría gustar...