Por un Nueva York sin humo

Desde hace muy poco ha entrado en vigencia la prohibición de fumar en diferentes espacios públicos de la ciudad de Nueva York como son todos los parques y playas de esta ciudad, las cuales se promocionarán como destino de aire puro, algo que será fantástico para los no fumadores.

Primero fueron los bares y restaurantes de la ciudad y ahora los parques y playas de la ciudad tal como anunciaba Michael Bloomberg, el alcalde de la ciudad, quien además declaró: “La ciencia habla claro sobre este tema: una exposición pasiva prolongada al humo del cigarrillo, tanto sea en el interior como en el exterior, perjudica a la salud. Hoy, actuamos al respecto”.

Lo que se pretende es convertir a la ciudad de Nueva York en un lugar más sano y donde todos aquellos que pasean por los parques y playas o van a bares y restaurantes no sufran los males de los fumadores pasivos.

De esta forma todos aquellos que tengáis pensado viajar a la Gran Manzana y pasear por Central Park o cualquiera de los más de 1.700 parques que tiene la ciudad y sus más de 22 kilómetros de playa, os encontraréis un espacio totalmente libre de humo.

Vía: El Mundo

También te podría gustar...