Madrid, lo más cool

madrid
Madrid es una ciudad que aúna a la perfección historia, tradición y modernidad. Una capital que, además, es permeable a las modas y en la que las tendencias vienen y van de semana en semana.

Ir a la última en Madrid es estar ya demodé porque en la otra punta de la ciudad están inventando ya algo nuevo. Sí, frenética e imparable, el Madrid de hoy en día es una urbe llena de propuestas e inspiración donde se reúnen los mejores artistas, actores, diseñadores y los más destacados de casi todas las profesiones de última generación.En este caldo de cultivo, aderezado con la vitalidad de las generaciones pasadas, surge una ciudad que se reinventa por segundos y en la que ser cool tiene su complicación si uno no está con mil ojos en todas partes. Por todo ello, pedimos perdón de antemano porque este artículo dejará de ser cool en el momento en el que lo publicamos. Pero qué le vamos a hacer: esto es así. Esto es el Madrid de las tendencias y los trending topic. Lo único que podemos garantizarte a ti que, aún así, nos estás leyendo es que lo que verás en estas líneas era lo más cool en el momento en que fue escrito.

restaurante somos

Tenemos que hablar, por lo tanto, del restaurante SOMOS: un lugar donde la cocina es de excelente para arriba. Donde vas a comer rico… y lo vas a pagar (50 euros mínimo el cubierto). Pero donde te codearás con lo más granado de la sociedad madrileña, gente VIP, altos ejecutivos y, donde -sobre todo y ante todo- vas a alucinar con sus vistas a la plaza de España.

Y ya que tocamos el tema de las vistas y estamos ya en primavera, no podemos dejar de mencionar entre lo cool de lo cool, las terrazas con vistas a la Gran Vía que ofrecen algunos de los edificios más históricos de la emblemática calle madrileña. La mayoría son terrazas de hoteles desde las que se pueden disfrutar del skyline de la ciudad y tomarse una copa o incluso cenar. Como la del IBEROSTAR Las Letras o la del Círculo de Bellas Artes.

El tema hoteles es para abrir un artículo aparte: algunos ya han rizado tanto el rizo que te permiten dormir sobre la mítica Sala Capitol, con habitaciones inspiradas en las películas más aplaudidas de la historia de la gran pantalla. Otros apuestan por convertirse en auténticos centros de tecnología desde los que descansar y planificar las rutas de cada día, como el Petit Palace Santa Bárbara, que ofrece hasta un iPad a sus huéspedes y ordenadores con wifi en las habitaciones. Otros, van más por los afterworks y están en la carrera de convertirse en bar de moda, como el Vincci The Mint, que cada vez tiene más adeptos. Y, no vamos a negarlo, muchos son los hoteles en Madrid que han descubierto el mundo del diseño de interiores, se han remodelado por completo y han creado espacios que te dejarán con la boca abierta y la sensación de estar en un auténtico museo de arte moderno. Como el Petit Palace Art Gallery, que suma a sus habitaciones funcionales unos espacios comunes llenos de obras de arte contemporáneo que no se resisten a ningún instagram que se precie.

El barrio de Chamberí ahora es más cool que nunca. Allí las tiendas pequeñas, de diseño y con productos muy singulares están cambiando la fisonomía tradicional del barrio sin llegar a perder el encanto de sus tabernas y sus conversaciones entre cañas. Una de las tiendas más cool del momento en la zona es un pequeño comercio de productos ecológicos a granel. Sí, lo vegano, bio y eco es lo más de lo más en el Madrid de hoy. Si no, que se lo digan a Malasaña que ha cambiado muchos de los baretos de siempre por teterías y cafés de muffins, cupcakes y restaurantes veganos. Sigue habiendo las croquetas de siempre, si las buscas, las encuentras. Pero se ha puesto difícil entre tanto bar de brunch: algunos ya dan brunch todos los días (aunque es originalmente un desayuno-comida de los domingos). Por suerte, también se han vuelto cool las librerías y es curioso ver cómo en Madrid siempre están llenas con gente curioseando y comprando libros, nuevos o de segunda mano. Menos mal que, por supuesto, sigue siendo cool el vermú en la Latina y el rastro los domingos, aunque las tiendas vintage que proliferan por Malasaña le están restando clientela (muchas con auténticas joyas, merecen de verdad una visita). Y menos mal que siguen siendo riquísimas y muy, pero que muy cool las tapas de Madrid, ya sean en el súper cool Mercado de San Miguel o en la taberna de siempre. En Chamberí no te pierdas la Taberna La Mina. En Malasaña tienes que hacer un brunch el domingo, sí o sí.

El sábado a mediodía, imprescindible el vermú en La Latina, aunque también la zona de Lavapiés hacia embajadores se está poniendo al día. Visita el Café Comercial, un histórico de Madrid que se ha renovado por completo. Y si quieres algo que es muy cool y muy pero que muy madrileño: una noche en el Toni 2 Piano Bar. Lo recordarás siempre. Seguro.

También te podría gustar...