Tragedia en un crucero en Italia

Uno de los turistas españoles que viajaba a bordo del crucero Costa Concordia, ha criticado duramente a la tripulación del barco dado que se sintieron engañados cuando al preguntar que qué estaba ocurriendo y recibir como respuesta que no pasaba absolutamente nada, cuando realmente el barco se estaba hundiendo.

El crucero encalló en un banco de arena en aguas de la isla de Giglio (Italia) y a consecuencia de esto han fallecido, de momento, tres personas  y 14 han resultado heridas. Carlos Peñacova, uno de los turistas españoles, declaró a los medios que llegó a temer por su vida, sobre todo al ver que el bote salvavidas en el que se encontraba estaba llenándose muy rápido de agua.

Tras criticar el caos y el descontrol que se ha producido en la evacuación, Peñacova ha denunciado que, a diferencia de lo que suele ser habitual, en esta ocasión, no recibieron instrucciones de emergencia y que, por eso, la gente iba al bote salvavidas que tenía más cercano, no al que le correspondía.

También ha dejado claro que no fue correcto que no bajasen del crucero los botes salvavidas a pesar de que habían sonado los siete pitidos que es la orden directa de que el crucero tiene que estar evacuado totalmente. ¿Ahora, la responsabilidad de daños y perjuicios de quién es?

Vía: NoticiasTerra

También te podría gustar...