Viaje por los pueblos más bonitos de Córdoba

patio-andaluz

Andalucía siempre ha sido un atractivo destino para ir de viaje, tanto para hacer una escapada como para disfrutar de unas buenas vacaciones. Córdoba es uno de esos rincones de visita obligada, por su historia, tradiciones, gastronomía, arquitectura y también por la cercanía de sus gentes. En este artículo queremos acercarte los pueblos bonitos de Córdoba que no debes dejar de visitar si te animas a hacer un viaje a Andalucía.

priego-de-cordoba

Priego de Córdoba

Este pueblo cuenta con una gran riqueza arquitectónica, especialmente en cuanto a iglesias se refiere, muchas de ellas de gran valor, como por ejemplo la Iglesia de la Asunción, cuyo origen se remonta al año 1525.

La Fuente del Rey es otro de los rincones de visita obligada, con sus tres estanques escalonados y sus 139 caños de agua. Tampoco podemos dejar de visitar el Barrio de la Villa, de origen andalusí, en pleno casco antiguo. Está declarado como Conjunto Histórico-Artístico desde hace más de 40 años y sus vistas a la sierra son muy recomendables.

Caminar por sus sinuosas y estrechas calles flanqueadas de casas encaladas de blanco impoluto, con sus macetas repletas de flores y los tradicionales patios, hace de una escapada a esta localidad algo indispensable.

Cabra

Es otro de los rincones más especiales de Córdoba. Hay muchos lugares para visitar como el Castillo-Palacio de los Condes de Cabra, la Iglesia de la Asunción de los Ángeles o el Museo Arqueológico, donde poder conocer muchas de las civilizaciones que pasaron por este entorno. No hay que dejar de visitar la antigua estación del ferrocarril, reconvertida hoy en día en el Centro de Interpretación del Tren del Aceite o el propio Museo del Aceite.

fuente-obejuna

Fuente Obejuna

Esta localidad no solo es famosa por los escritos de Lope de Vega sino por su importante pasado romano, el cual podemos ver en el Museo Histórico de Fuente Obejuna con muchas piezas que forman parte de la historia de esta localidad.

Hay muchas excusas para visitar Fuente Obejuna pero hay una que destaca sobre las demás, la representación teatral que hacen los vecinos con la obra de Lope de Vega, en un evento social al que todos estamos invitados.

Belalcázar

No es un pueblo muy grande, apenas 3.000 habitantes, pero a pesar de ello, una visita se antoja muy interesante. Desde sus 47 metros de altura nos recibe la torre del Castillo de los Sotomayor, dominando el skyline de esta localidad cordobesa, siendo la torre medieval más alta de la Península Ibérica.

Pasear por sus calles es como hacer un viaje en el tiempo, exactamente por el medievo, con albercas, su Fuente del Pilar y muchos otros detalles que hacen de esta localidad algo único.

Esto es tan solo una pequeña muestra de la gran cantidad de pueblos bonitos de Córdoba, un destino que siempre tiene algo que ofrecer a todos los viajeros y que nunca defrauda.

¿Aún no conoces ninguno de estos rincones?

También te podría gustar...