3 destinos europeos para el verano

viajes-por-europa

No todo el mundo busca sol y playa cuando se va de vacaciones y muchas personas prefieren climas un poco más frescos como los que tienen los tres destinos que te vamos a ofrecer en esta entrada, ideales para unas vacaciones, aprovechar un puente o incluso un fin de semana.

Gracias a la gran cantidad de propuestas de vuelos y a sus rebajados precios, podemos ir a cualquier ciudad europea sin perder demasiado tiempo y aprovechar nuestra escapada para hacer turismo de compras, ir a un concierto, visitar museos, conocer su gastronomía o simplemente desconectar de la rutina y dejarse sorprender por el destino.

picadilly-circus-londres

Londres

Es un clásico para todos los viajeros, especialmente en verano, tanto para los que llevan tiempo dando viajes por Europa como para aquellos que van a salir fuera de España por primera vez. No es un vuelo largo y los precios son bastante asequibles, razón por la que la capital inglesa se ha convertido en uno de los destinos más demandaros.

Gracias a su carácter cosmopolita, Londres es una de las ciudades más animadas del mundo, un destino que nos puede sorprender tanto de día como de noche y donde podremos hacer desde el turismo más clásico como visitar el Palacio de Buckingham y su cambio de guardia, el Big Ben, Picadilly o un pequeño crucero por el Támesis.

Otras opciones que no deben faltar es subir al London Eye para tener las mejores panorámicas de la ciudad, dejarnos seducir por sus diferentes ejes comerciales y sus tiendas de segunda mano o vivir su animada escena nocturna.

vacaciones-en-budapest

Budapest

Budapest se está abriendo paso entre los destinos de verano más demandados en Europa para pasar unas vacaciones, sobre todo porque es uno de los destinos más baratos a los que podemos visitar en el viejo continente, aunque los precios están subiendo.

Se trata de una ciudad única que sorprende a cada paso, por su historia, por su cultura y tradiciones, por la hospitalidad de sus gentes y por la gran cantidad de propuestas que ofrece a cualquier clase de viajero, incluso los que van con niños.

No podemos dejar de visitar las zonas bañadas por el romántico Danubio y conocer tanto la zona de Buda como la de Pest, cada uno con sus encantos y donde se dan la mano las construcciones más modernas con las clásicas edificaciones, algunas de ellas con varios siglos a la espalda.

De visita obligada es Vaci Utca, la calle más importante de la ciudad y donde se encuentran muchas de las mejores tiendas, pero también el conocido como Puente de las Cadenas, el más famoso del Danubio, el Palacio de Buda, el Balneario Gellert o alguno de sus grandes parques.

Tampoco hay que dejar de probar su excelsa gastronomía, basada sobre todo en los platos tradicionales de la cocina húngara como el goulash, una sopa de carne, verduras y pimentón o los Mákos rétes, deliciosos pasteles hojaldre rellenos de manzana, requesón, ciruelas o cerezas entre  otros.

vacaciones-en-paris

París

Finalizamos con París, otro de los viajes más tradicionales por Europa. Hay que decir que no es un destino que sea precisamente barato, pero compensa por la avalancha de propuestas que tiene para todos los viajeros que quieran conocer la ciudad de la luz.

Es una buena alternativa porque se llega en muy poco tiempo, así podremos aprovechar más nuestras vacaciones para conocer lo clásico, la Torre Eiffel, el Arco de Triunfo, visitar el Louvre, hacer un crucero romántico por el Sena, conocer la Catedral de Notre Damme o dejarnos perder por el barrio latino, los Campos Elíseos o visitar un clásico, el Moulin Rouge entre otros.

No olvides disfrutar de sus propuestas de compras, de su excelsa gastronomía y de su más que animada vida nocturna, donde podremos encontrar con infinidad de ambientes diferentes y bailar hasta altas horas de la madrugada o incluso ver las primeras luces del día.

También te podría gustar...